BIENVENIDO GRACIAS POR TU VISITA

Fuentes australianas informan que EEUU se prepara para atacar a Irán

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante un discurso en Kansas ante veteranos de guerra

EEUU podría estar listo para atacar las instalaciones nucleares de Irán y es posible que lo haga en agosto de 2018, comunicaron fuentes anónimas del Gobierno australiano al portal ABC.

Según estas fuentes, las instalaciones de Defensa australiana así como las agencias de Inteligencia británicas podrían desempeñar un papel clave en este ataque. En particular, Australia se encargaría de la identificación de posibles blancos en Irán.

 
© REUTERS / Carlos Barria
EEUU, dispuesto a firmar un "acuerdo de verdad" con Irán
Para brindar esta ayuda es posible que los militares australianos utilicen la base secreta Pine Gap, situada en el Territorio del Norte (Australia). Esta instalación es crucial para la alianza de Inteligencia Cinco Ojos —formada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y EEUU— dado que desde allí se controla el movimiento de los satélites estadounidenses. Al mismo tiempo, las mismas fuentes agregaron que es poco probable que Canadá y Nueva Zelanda tomen parte en cualquiera operación dirigida contra Irán.

De acuerdo con el portal, los analistas de la agencia de espionaje Organización Australiana de Inteligencia Geoespacial podrán participar en la futura operación, aparte de los militares que se encuentran en Pine Gap.

Otra fuente anónima destacó que existe una gran diferencia entre proveer de información y hacer análisis de las instalaciones de Irán y participar en una misión de combate real. 

A pesar de estas declaraciones, el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, había declarado previamente que no había razones para pensar que EEUU quisiera empezar una confrontación militar.

 

Hasán Rohaní, presidente de Irán (archivo)
© REUTERS / Lucas Jackson
Presidente de Irán asegura que las amenazas de EEUU no merecen una respuesta

En mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la retirada de EEUU del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que fue firmado en 2015 por Irán, los seis mediadores internacionales (Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia y Alemania) y la UE.

 

Este pacto estableció limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Además, EEUU aseguró que presionaría a sus aliados para que recortaran sus importaciones de crudo iraní y los que se negaran serían sometidos a sanciones.

Tras estas declaraciones empezó un intercambio de amenazas entre las autoridades de ambos países.

Share on Myspace