RH NOTICIAS EN VIVO

XALAPA, Ver.-El alcalde de Minatitlán, el morenista, Sebastián Reyes Álvarez acusó que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares amenazó con quitarle la seguridad al municipio si no se retractaba de que las despensas que recibió para repartir a habitantes afectados por las lluvias eran caducas.

A su vez, el gobierno de Yunes anunció que “demandará” al alcalde por “falsear” información en la entrega de apoyos presuntamente caducados.

 

En la madrugada de este martes, medios locales grabaron una llamada telefónica en la que el edil, Reyes Álvarez le grita al secretario de Gobierno, Rogelio Franco, que no cederá a presiones del gobierno estatal: “Así no Franco, menos por teléfono”, le dijo y colgó el teléfono.

En un video publicado por “Ultimas Noticias, Veracruz Sur” se observan fricciones y roces entre personal municipal y gente enviada del gobierno de Yunes para hacer una revisión paquete por paquete de las despensas.

 

“La leche si está caducada y no me retracto, exijo respeto al pueblo de Minatitlán”, señaló el edil de Morena.

En un comunicado, el Ayuntamiento insistió que el gobierno municipal no ha mentido sobre la leche caduca que la administración estatal envío a través de la Secretaría de Protección Civil en un lote de mil 500 despensas, las cuales no se distribuyeron a familias damnificadas por las inundaciones atípicas registradas en los últimos días de enero del año en curso.

“El Ayuntamiento Constitucional de Minatitlán cuenta con las pruebas documentales (fotografías y videos) que demuestran que una parte del lote de despensas, porque no todas estaban completas, contenían leches, cuya fecha de caducidad se encuentra vencida.

“Es menester del Gobierno Municipal hacer respetar la dignidad de las familias minatitlecas y ser garante que los alimentos –adquiridos con sus propios impuestos- sean de calidad y no pongan en riesgo su salud, al estar conscientes que en los hospitales públicos tienen marcadas carencias y deficiencias para atender la salud de los habitantes de la región”, subrayó el alcalde de Morena en su comunicado.

En la versión del edil de Minatitlán, el gobernador Yunes fue enfático al advertirle que todo tipo de apoyo alimentario a las familias de este municipio serán entregadas sin la mediación del Ayuntamiento.

“En tono absolutista y ante la petición de respeto a las autoridades locales, el gobernador de Veracruz fue contundente”, afirmó el edil.

Según Nicolás Reyes, el gobernador veracruzano fue más allá al informarle que a partir de las 00:00 horas ordenaría el retiro de la vigilancia que realiza la Policía Estatal para que el municipio resuelva el tema de la seguridad, “porque esa es una atribución del Ayuntamiento”.

El Ayuntamiento filtró fotografías de leche con fecha de vencimiento del 18 de enero y el gobierno de Veracruz hizo lo propio con lácteos con fecha de caducidad del día 23 de febrero.

Cero productos caducos, revira el gobierno

Esta mañana el gobierno de Yunes Linares informó que no encontró un producto caducado en la revisión de las despensas.

“Cero productos caducados tras la revisión total de los paquetes de despensas; se confirma que son falsos los señalamientos del alcalde de Minatitlán sobre el apoyo para emergencias que se le brindó”, señaló Protección Civil estatal.

Entre las mil 500 despensas, sólo se encontró un litro de leche y está en perfecto estado, aseguró el gobierno de Yunes.

“Cabe señalar que durante la revisión estuvo presente el presidente municipal, acompañado de un grupo de funcionarios municipales de confianza, un notario público, así como personal de Protección Civil del gobierno del estado y medios de comunicación”, subrayó.

En Zongolica “leche agria”

Sobre la distribución de “leche agria y cortada” en el municipio de Zongolica y que fue motivo de queja del DIF municipal, el gobierno de Yunes no ha dicho una sola palabra.

Apenas el fin de semana, el Sistema Municipal DIF de Zongolica tuvo que suspender en 201 escuelas de preescolar y primaria el programa de “desayunos escolares fríos” al recibir el reporte de que la leche se encontraba “agria”, con mal olor y “cortada”, pero con una caducidad vigente.

En un oficio rubricado por la presidenta del DIF municipal, Alma Rosa Landa Rincón, y en poder de Apro, se pide a los directores de escuelas beneficiaras y a las cooperativas escolares “suspender” el programa de desayunos escolares, en tanto el Sistema DIF estatal, a cargo de Laura García Beltrán -actual funcionaria del gobierno de Miguel Ángel Yunes, y exdirectiva del Seguro Popular en Puebla durante la gestión de Rafael Moreno Valle- dé una explicación y “respuesta” a esta distribución del lácteo en mal estado y que pudo haber puesto en peligro al alumnado.

“Solicito a los directivos y a los comités de padres de familia su comprensión y colaboración en la difusión constante de la información proporcionada”, señala el oficio girado de forma “urgente” el primero de febrero.

El municipio de Zongolica está catalogado como uno de los diez más pobres del país. Su difícil acceso en zona serrana en Veracruz, obliga a que los menores que asisten a recibir instrucción escolar, caminen uno, dos y hasta tres kilómetros para llegar a su plantel educativo todos los días.

Hace un par de días, en el DIF estatal, la directora, Laura García Beltrán -esposa del Secretario de Salud, Irán Suarez- se encontraba sumamente irritada con el proveedor de las lechitas de cartón para los desayunos escolares fríos, pero también con sus funcionarios menores que no certificaron la calidad del producto, más aún con la filtración del oficio de queja a algunos reporteros.

“La directora estaba rabiosa, regañó a medio mundo, le molestó más que saliera lo de la leche descompuesta en la prensa, que el hecho mismo en Zongolica, creé que su posición en el DIF queda vulnerable por ser recomendación de Moreno Valle (sic) y no ser gente de Yunes Linares”, aseguró un empleado del DIF estatal que pidió el anonimato, en aras de evitar represalias laborales.

A través de la dirección de atención a población vulnerable ya se comenzó un rastreo en otros Sistemas Municipales del DIF para certificar que el lácteo se encuentre en buenas condiciones en el resto del estado. Trascendió que en otros municipios también se pudo haber enviado el lácteo en mal estado.

Share on Myspace