BIENVENIDO GRACIAS POR TU VISITA

Anaya minimiza renuncias de panistas y ataca a AMLO

 

El precandidato a la presidencia de la República de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya Cortés, se limitó a decir que “respeta la decisión” en torno a la salida de panistas y simpatizantes destacados del Partido Acción Nacional (PAN).

Particularmente sobre la reciente renuncia de la senadora Gabriela Cuevas a las filas panistas, el precandidato sólo refirió: “la aprecio y respeto”.

Entre la lista de panistas que han optado por salir del partido están Margarita Zavala, Javier Lozano y José Luis Luege Tamargo, entre otros, tema que fue atajado por Anaya a pregunta de reporteros.

“Yo respeto la decisión de la gente, los procesos electorales siempre tienen este tipo de reacomodos y de lo que estoy convencido es de que vamos a ganar nosotros de manera contundente la elección”, sostuvo el precandidato del bloque PAN-PRD-MC.

 Respecto al apoyo sobre algún candidato en especial para la gubernatura de Jalisco, Anaya sólo aseguró que respaldará a todos los candidatos que se postulen por el Frente.

Estas breves declaraciones las concedió previo a su ingreso al Auditorio Central del Centro Universitario de Ciencias Económico y Administrativas de la Universidad de Guadalajara, a donde asistieron entre otros políticos como el alcalde de Guadalajara con licencia, Enrique Alfaro; el líder del PAN Jalisco y nacional, Miguel Ángel Martínez y Damián Zepeda, respectivamente; así como Jesús Ortega, exdirigente del PRD.

Durante su discurso ante los universitarios, de casi una hora, Anaya confrontó las propuestas de sus contrincantes: de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y del PRI, José Antonio Meade.

A López Obrador, de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES) de nuevo le criticó sus propuestas sobre otorgar amnistía a los criminales y la construcción de seis refinerías en el país para disminuir el costo de la gasolina, pese a que actualmente el 60% del combustible que se consume es importado de Estados Unidos.

En el primer caso, dijo que la solución de amnistía no es novedosa. En Colombia se planteó hace 25 años y fue “un desastre, porque cuando se perdona a los delincuentes, lo único que ocurre es que se reagrupan, se fortalecen y termina en el mediano plazo aumentando más la violencia”.

En tanto que el tema de las refinerías, refirió que no es viable su propuesta al representar una erogación elevada, de alrededor de 120 mil millones de pesos por cada una, y por la “disrupción” que representará en seis años, la alternativa de comprar vehículos eléctricos a un menor precio.

“Para el año 2024, van a costar lo mismo los vehículos eléctricos y los vehículos de gasolina (…) Cuando cuesten lo mismo los eléctricos que los de gasolina, la gente va a dejar de comprar vehículos de gasolina”, mencionó.

“Construir una refinería, no solo implica mucho dinero, sino también mucho tiempo, son plantas gigantescas, el año en que se terminarían de construir las famosas refinerías es justamente el año 2024, el año en que va a empezar un declive fuertísimo del consumo de gasolina, no solamente en México, sino en todo el mundo.

“Si algo va a sobrar en el planeta y eventualmente en el país es capacidad de refinación, por eso sostengo que aunque el diagnóstico pueda tener sentido, el planteamiento como en materia de seguridad otra vez no hace sentido”, puntualizó.

También contradijo al precandidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, quien presume en un spot de su precampaña que durante su paso por la Sedesol “salieron de la pobreza extrema 2 millones de mexicanos”.

Sin embargo, Anaya refirió que “hace 20 años había 47 millones de pobres en nuestro país. Ahí están los genios que dicen que tienen las soluciones para resolver los problemas de la pobreza, 20 años después, no hay 47 millones de pobres, hay 53 millones de pobres. No solo no hemos podido reducir la pobreza, la pobreza ha aumentado”.

A la vez, el exlíder nacional panista dijo que no aspira a la presidencia para administrar la mediocridad, por lo que dijo tener “seis prioridades”:

La primera es terminar con la corrupción; segundo, acabar con la pobreza extrema -calculada en 11 millones de personas-; tercera, acabar con la impunidad.

“No estoy buscando una venganza contra los anteriores, pero sí que se haga justicia: el que la haya hecho la pague, y quien se haya robado el dinero, lo devuelva a las arcas del gobierno”, apuntó.
Esto provocó aplausos de los asistentes, en su mayoría funcionarios de la Universidad de Guadalajara, pese a que el evento estaba dirigido a estudiantes.

Su cuarta prioridad, mencionó, es una “economía que crezca para todos”; quinta, “recuperar la dignidad, el lugar que le corresponde a México en el mundo (…) y no se pondrá de tapete frente al gobierno de Estados Unidos como penosamente ocurrió durante este sexenio”; sexto, “recuperar la paz y la tranquilidad en el país”, cambiando la estrategia.

A los universitarios les dijo que el reto es ampliar la cobertura para alcanzar el promedio mínimo que marca la OCDE, que es del 70% -actualmente en el país es del 37%-, tener un modelo educativo que articule “entre ciencia, educación, tecnología y cultura”, además de que “aumente los recursos para la investigación y la innovación” y vincule la oferta educativa con la demanda laboral.

Share on Myspace