RH NOTICIAS EN VIVO

 

José Antonio Meade presentó un plan de cinco puntos para combatir la violencia y el crimen a partir de un sistema integral que permita “eficacia”

en la identificación de criminales, sus bienes y movimientos financieros y quitarles armas y dinero a delincuentes.

El precandidato del PRI a la Presidencia de la República, criticó a los gobernadores que no son priistas asegurando que en sus entidades es donde aumentó la violencia y citó los casos de Veracruz, Aguascalientes y Chihuahua.

Al participar en el foro nacional “Puntos de Encuentro: Seguridad y Justicia”, realizado en Durango, el cuarto en su tipo organizado por la Fundación Colosio en lo que va de la precampaña, propuso cinco puntos fundamentales para lograr que el país tenga seguridad y acceso a una “justicia efectiva”:

 

Pegarle a la delincuencia donde le duele; incautar el dinero, los bienes y las armas del crimen organizado; homologar las leyes y las instituciones a nivel estatal y federal, para que los delitos sean investigados y castigados bajo un mismo criterio; creación de un sistema integral que permita identificar a los criminales, sus bienes y sus movimientos financieros; fortalecer el cuerpo policiaco en el país para que haya oficiales mejor entrenados, protegidos y mejor remunerados, y combatir las desigualdades para prevenir con efectividad factores delincuenciales.

“Estos cinco elementos dan respuesta: combatir el dinero, el tráfico de armas, evitar espacios de opacidad con buenos elementos de información, mejorar la capacitación permanente de nuestras fuerzas estatales. Esos son elementos que nos van a ayudar, si además castigamos los crímenes de la misma forma, a construir un entorno que nos permita ser mucho más efectivos”, afirmó Meade ante especialistas en la materia.

Explicó que, de acuerdo con diferentes estudios, se estima que la delincuencia organizada en México cuenta con una cantidad de entre 500 mil y un millón y medio de armas de fuego, en comparación con el ejército canadiense que tiene 1.7 millones de armas; el ejército argentino 1.3 millones, 850 el ejército peruano y 150 mil el ejército guatemalteco.

“Y acá, si nos ubicamos en el punto medio, estaríamos hablando de 750 mil”, alertó el precandidato quien señaló que se requieren protocolos diferentes para detectar y diferenciar efectivamente entre el tráfico de armas y el de drogas, ya que, subrayó, los delincuentes no utilizan los mismos mecanismos para cometer estos delitos.

“Nos obliga tecnológicamente y en protocolos, a hacerlo diferente. Tendríamos que tener por lo menos tres o cuatro elementos: protocolos de intercambio de información específicos en materia de armas, una mejor identificación en los puntos en donde esas armas se internan y una mejor capacidad tecnológica para hacer una revisión en esos puntos de internación de manera mucho más descentralizada” precisó.

También destacó la necesidad de homologar la forma en la que se investigan y castigan los delitos a nivel federal y estatal, porque permitiría avanzar en términos de generar mayores capacidades de investigación, mejores procesos y dar así mejores condiciones al sistema de justicia.

Destacó la urgencia de tener una base de datos de alcance nacional y actualizada para obtener información estratégica más sólida y evitar que los delincuentes mantengan oculta su identidad.

“Si no tenemos una buena base de datos que nos permita conjugar la identidad de la persona y de los elementos con los que delinque, nos vamos a quedar cortos en materia de poder darle respuesta a lo que espera el ciudadano de nosotros”, propuso Meade.

Share on Myspace